Depilación láser y embarazo

Si te preguntas si se puede hacer la depilación láser estando embarazada, la respuesta es clara: Sí. El embarazo sugiere muchas preguntas en relación a la depilación láser. Muchas mujeres se preguntan si es seguro someterse a tratamientos de depilación láser durante el embarazo, y si bien ningún estudio ha demostrado que la depilación láser no deba realizarse en las mujeres, muchas optan por posponer el tratamiento hasta el parto, sólo como medida de precaución. El crecimiento del vello puede ser desencadenado por una gran cantidad de cosas, uno de ellos los cambios hormonales. Cuando la mujer queda embarazada, las hormonas pueden provocar crecimiento del pelo en áreas que antes eran suaves y sin pelo. Debido a esto, muchas mujeres se informan sobre los tratamientos de depilación láser durante el embarazo.

Embarazo y Depilación láser

Se han realizado muchas estudios en relación a la depilación y el embarazo y no existen resultados que demuestren que los tratamientos de depilación láser sean peligrosos durante el embarazo. También es cierto que este tipo de estudios aún no han concluido por lo que muchas clínicas se niegan a tratar a las mujeres que están embarazadas para así actuar sobre seguro. Además, todas las clínicas se niegan a permitir que las mujeres embarazadas a utilicen cualquier tipo de anestésico antes del tratamiento láser para evitar problemas por el factor de absorción.

El punto principal en todo esto es la seguridad. La depilación con láser, en el ámbito de procedimiento estético, sigue siendo un procedimiento muy nuevo. Los láseres se utilizan para la depilación de forma efectiva desde 1998. Aunque se han realizado muchos estudios sobre todos los aspectos de la depilación, el láser en el embarazo no han producido aún una respuesta definitiva acerca de si es o no correcto realizar el procedimiento. Si usted es una futura madre siempre será recomendable que esperar por precaución.

Es totalmente falso que interrumpir el tratamiento láser durante el embarazo arruine su tratamiento. Después de dar a luz podrás seguir con tu depilación láser sin tener problemas y los progresos realizados en cuanto a la depilación seguirán activos. Una vez que el folículo del pelo es destruido, no vuelve a crecer el cabello. Aunque no hay nada que impida realizarse tratamientos de depilación láser durante el embarazo, la mayoría recomendaría la suspensión del tratamiento hasta que el bebé haya nacido para estar del todo seguros.

Sin embargo, como siempre aconsejamos consulta con tu médico o ginecólogo antes de tomar cualquier decisión que pueda afectar a la gestación, lactáncia y por supuesto al futuro bebé.