Fotodepilación

Depilación Estética

Depilación Estética: Información, beneficios y riesgos

Los tratamientos de luz permiten eliminar permanentemente el vello no deseado. Existen varias formas diferentes de tratamientos a base de luz, se denominan tratamientos láser.

La fotodepilación es un haz intenso y vibrante de luz que pasa a través de la piel y daña el folículo del pelo para evitar el crecimiento del cabello. Existen tratamientos de depilación láser tanto profesionales como de uso doméstico. Estos tratamientos eliminan permanentemente el vello, a través de la luz pulsada intenta (IPL), láser de diodo, nd.yag, láser alejandrita y el dispositivo de uso doméstico Tria.

Fotodepilación: Depilación mediante Luz

El crecimiento de vello en el cuerpo humano es una parte normal y natural del proceso de maduración. En algunos casos, el pelo puede crecer en áreas que ciertas culturas o personas lo consideren inconveniente, fuera de moda o poco atractivo. Por suerte para ellos, las personas pueden eliminar el vello no deseado mediante una serie de medios, incluyendo el afeitado, la depilación con cera, la electrólisis o las cremas depilatorias.

Fotodepilación

Historia de la fotodepilación

La tecnología de eliminación del pelo mediante láser se remonta a la década de 1950, cuando los láseres se nombraron por primera vez en un documento de Arthur L. Schawlow y Charles H. Townes, para los Laboratorios Bell. El primer láser óptico fue desarrollado en 1960. A finales de la década, se comenzaron a comercializar los primeros dispositivos de láser de depilación. Los primeros dispositivos trabajaban principalmente en pacientes con piel clara y pelo oscuro. Desde finales de 1960, los nuevos avances tecnológicos han puesto la depilación láser a disposición de las personas con todo tipos de piel y colores de pelo. A partir de 2008, la depilación láser se convirtió en uno de los procedimientos estéticos y no quirúrgicos más populares entre las mujeres.

Función de la fotodepilación

La función de eliminación del vello con fotodepilación se lleva a cabo mediante la aplicación de energía lumínica láser en el eje del vello no deseado. Esta energía de luz de bajo nivel es absorbida por el pigmento oscuro del pelo (melanina). Una vez absorbido por la melanina, la energía lumínica se convierte en energía térmica y destruye o daña gravemente el folículo piloso. El eje del pelo existente se cae y el crecimiento de nuevo cabello se impide o se inhibe.

Tipos de fotodepilación

Existen varios tipos diferentes de láseres utilizados para la depilación, entre ellos el láser Alejandrita, Nd: YAG, el láser Diodo y la Luz Pulsada Intensa (IPL). El tipo de láser que se utiliza es determinado por el médico que realiza el procedimiento y por lo general tiene en cuenta para esta decisión el tipo de piel y color del pelo. Un láser de rubí original funciona bien en personas con cabello fino y ligero, mientras que un láser Alejandrita puede ser utilizado por personas con tez oliva. Es el más rápido de todos los sistemas de fotodepilación. El láser de diodo es apropiado para personas con piel oscura, el Nd: YAG puede ser utilizado en pacientes con cualquier tipo de piel y color de pelo.

Tipos de fotodepilación

¿Cuánto dura la Fotodepilación?

Eliminar el vello no deseado a través de la fotodepilación es un proceso delicado que debe ser realizado por un especialista médico capacitado. El tiempo necesario para realizar este procedimiento varía según el tamaño y la ubicación de la parte del cuerpo a tratar. Un tratamiento completo en la espalda puede durar varias horas, mientras que eliminar el vello del labio superior sólo puede tomar unos minutos. Suelen ser necesarias múltiples sesiones para alcanzar resultados óptimos. Se recomiendan de cuatro a seis tratamientos espaciados durante cuatro o seis semanas de diferencia.

Consideraciones de la fotodepilación

Por lo general no se permite que la fotodepilación se anuncie como depilación definitiva, sino más bien, como la reducción permanente del pelo. Se advierte de que los tratamientos de fotodepilación pueden dar lugar a ciertos efectos secundarios no deseados, incluyendo el dolor localizado en la zona tratada, hinchazón, acumulación de líquido, formación de ampollas (quemaduras), o cambios (generalmente temporales) en la pigmentación de la piel. En casos raros, pueden ocurrir infecciones de heridas o bacterianas.

Artículos relacionados con Fotodepilación