Métodos de depilación

Existen multitud de métodos de depilación pero debes tener cuidado porque muchos de los productos en el mercado han demostrado ser fraudulentos. Muchos otros productos pueden exagerar los resultados o su facilidad de uso. La depilación, o la eliminación de pelo a ras de piel, puede durar pocos minutos o varios días, depende del resultado que esperes. Sería interesante que te informaras bien antes de elegir el método que más te convenga.

Entre los métodos depilatorios destacan:

El afeitado: es la técnica más común y más sencilla y rápida. Puede realizarse de manera manual o eléctrica, es decir, con máquinas de afeitar. Cortan el pelo a ras de la piel y esa es la razón por la que el pelo vuelve a crecer con mayor rapidez. No se elimina de raíz.

formas de depilación

Cremas depilatorias: pueden presentarse en cremas o polvos. Sirven para disolver el pelo de manera química. El resultado es similar al del afeitado ya que tampoco se elimina de raíz. Tarda poco tiempo en volver a crecer.

Fricción: se utilizan superficies rugosas para eliminar el pelo. Es la manera en la que los gladiadores se depilaban. Corta el pelo a ras de la piel.

Depilación con pinzas: es necesario retirar los pelos de uno en uno o en pequeñas cantidades. Por lo general se utiliza para zonas pequeñas como por ejemplo las cejas. También se utilizan para perfeccionar zonas que ya se han depilado pero que no han quedado bien depiladas.

Cera: elimina el pelo desde a raíz. Dura desde varios días hasta varias semanas y se presenta de varias maneras: cera fría, cera caliente y cera templada. Se comienza aplicando la cera y luego se retira de manera manual con tiras de papel porosas o sin nada, simplemente tirando de la capa de cera.

Depilación con azúcar: es similar a la depilación con cera pero se utiliza una pasta algo pegajosa.

Depilación mediante dispositivos mecánicos: se utiliza para captar rápidamente los pelos y eliminarlos de manera automática.

Medicamentos recetados: atacan directamente al crecimiento del cabello o inhiben el desarrollo de nuevas células de pelo. El crecimiento del pelo disminuirá hasta que se detenga; la depilación se llevará a cabo con normalidad hasta ese momento. El crecimiento del cabello volverá a la normalidad si el uso del producto se detiene.

formas de depilación

Depilación Permanente: existe desde hace más de 130 años y es un método que asegura al 100% la depilación permanente. Esta técnica permanente destruye las células germinales responsables del crecimiento del pelo a través de la inserción de una sonda fina en el folículo piloso y la aplicación de una corriente ajustado a cada tipo de cabello y el área de tratamiento.

Fotodepilación: existen tres técnicas: la depilación láser (láser y los diodos láser), la luz pulsada intensa (lámparas de alta energía) y el diodo depilación (LED de alta energía, pero no los diodos láser). La fotodepilación es un método de depilación permanente. Esto significa que los tratamientos con láser reducen de forma permanente el número total de pelos del cuerpo y después de varias sesiones puedes llegar a eliminar todo el vello de una zona concreta.